El verano te aporta una oportunidad excepcional de parar un poco, bajarte del imparable día a día, detener tu mente hipertrofiada y poner en una balanza dónde estás y dónde te gustaría estar. Tengo la tremenda fortuna de acompañar, a trav