Empresa familiar

La empresa familiar es un tipo de organización muy particular, en la que mezcla una institución natural basada en el amor como es la familia con una institución artificial basada en intereses económicos como es la empresa.

Una correcta planificación, a largo plazo, de la sucesión en la empresa familiar garantiza el futuro y la continuidad generacional de estas organizaciones. Acompaño a las empresas familiares en esta vital tarea, profesionalizando la función directiva, incorporando y fidelizando a los directivos no familiares, facilitando la natural resistencia a retirarse de los más veteranos y ayudando a las nuevas generaciones a seleccionar y capacitar al sucesor en el ejercicio de su liderazgo.

“La mejor forma de conocerse a uno mismo no es la contemplación, sino la acción. Esforzaros por cumplir vuestro deber y pronto sabréis de qué sustancia estáis hechos”
Goethe
En España, la esperanza de vida de la empresa familiar es aproximadamente la mitad que el de una empresa no familiar: Más del 65% no llegan a la segunda generación y solo el 10% llega a tercera generación. Estos datos son una inmejorable justificación para poner todo mi empeño en asegurar la continuidad de estas organizaciones que configuran el principal sustento de nuestra economía.

En la empresa familiar conviven las emociones y la razón como en ningún otro sistema social. Es necesario clarificar qué es la familia, qué la propiedad y qué el trabajo, dotando de órganos de gobierno a cada una de las instituciones.

La gestión de las personas, de la familia y de los aspectos técnicos y jurídicos que afectan a la sucesión hace imprescindible un trabajo que, como el mío, consiste en acompañar a las organizaciones desde el lado humano, poniendo el foco en la persona, apoyado por mi formación jurídica y más de 17 años de trabajo en mi propia empresa familiar. Esta es la mejor carta de presentación para cualquier familia empresaria que quiera pasar a la acción en pro de su futuro.